Un estilo educativo

Nuestro método.

Nuestro fin es contribuir al desarrollo integral de la infancia y de la juventud, ayudándoles a realizar plenamente sus posibilidades físicas, intelectuales, sociales y espirituales, como persona, como ciudadanos responsables y como miembros de las comunidades locales, nacionales e internacionales.

Para el fundador del escultismo, Baden Powell, educar es contribuir al desarrollo de una persona en todas sus dimensiones, para que llegue a ser “un ciudadano feliz, activo y útil”.

Una persona capaz de responder de manera satisfactoria a sus aspiraciones de autonomía, de afirmación de sí mismo, de relaciones sociales gratificantes.

Estimulamos en jóvenes su aprecio por el mundo natural y su compromiso con la integridad del medio educativo. Privilegiamos la vida en la naturaleza como experiencia educativa y estilo personal.

Esto constituye una idea del sentido de la educación scout; avanzar hacia nuevas situaciones de mejora de la realidad, individual y colectivamente. En defnitiva:

“Educar para el hombre y para todos los hombres”

El Método Scout

Para lograr nuestros propósitos anteriores recurrimos al Método Scout, un sistema de auto educación progresiva cuyas pilares básicos son:

Educación en valores
Educación en valores que formen parte de los pilares donde el joven se apoyará para afrontar su día a día: servicio, paz, solidaridad, familia, compañerismo, sacrificio, autocrítica.

Educación por la acción
Es decir, educación activa, el joven aprende haciéndolo él mismo. Es actor y no espectador de su propia progresión.

Él participa, dirige, elige, trabaja… se esfuerza en el camino hacia su personalidad. Aquí el juego cobra una vital importancia como vehículo de enseñanza.

Vida en pequeños grupos
Este sistema fomenta la responsabilidad, la autoconfianza, el esfuerzo, el compañerismo y la solidaridad. Es un verdadero espacio de participación, de toma de decisiones que integran la democracia, la convivencia y la eficiencia.

En contacto permanente con la naturaleza
Considerando la vida al aire libre un medio privilegiado para la educación y las actividades scout. Aprender a amar, respetar y proteger la naturaleza es uno de los pilares donde se asientan muchos de los valores que deseamos formar en los jóvenes. El contacto en las actividades, el disfrute de sus maravillas, el dominio y aprendizaje de técnicas útiles de campismo es un vehículo inmejorable en la búsqueda de ese hombre del mañana.

Una simbología: una promesa
Símbolo que sirve y guía al joven animándole a superar sus carencias, a mejorar, a dar más de sí, a intentar ser mejor persona.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR