Un movimiento de voluntarios

El Escultismo asume el voluntariado como la opción para llevar a la práctica sus objetivos, siendo coherente con los valores que se pretende desarrollar en la persona.

El “scouter” tiene un espacio y un tiempo en el que realizar su acción. El espacio se encuentra en el Grupo Scout en el que realiza su servicio de forma voluntaria. El tiempo, es siempre el tiempo libre. Pocas o muchas horas al mes arrancadas al tiempo de ocio para entregarlas a los demás, e implicarse con aquellos a los que sirve, siempre para mejorar el futuro.

El “scouter” no sólo se preocupa por conocer los principios del Escultismo, el Método Scout como método educativo en el tiempo libre, sino que también se preocupa por recibir una formación para realizar su servicio lo mejor posible, adquiriendo la titulación necesaria para ejercer como Monitor y Director de Actividades de Tiempo Libre.

700 Scouters
35.000 jornadas de trabajo voluntario
200  Directores de T.L.
350  Monitores de T.L.
12 000  Horas de formación

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR